Casos de éxito

Un abogado de experto en herencias hará las gestiones pertinentes tanto de índole administrativa como jurídica para favorecer a sus clientes, como en los siguientes casos:

1.- Tramitación de testamento

Jesús M.A. había sido cliente de nuestro despacho en Madrid durante muchos años, asesorándole judicialmente tanto a nivel profesional (tenía una empresa) como a nivel personal (se divorció dos veces).

Jesús tras su jubilación cede el control de su empresa a sus hijos y tras descubrir amargamente que tras esa cesión sus hijos ya no contaban con él, contrata a una señora de nacionalidad ecuatoriana (Felisa, que se convertiría poco después en su tercera esposa) para que lo cuide. Mi cliente muere y es aquí cuando comienza una lucha por el testamento. Jesús redacta un nuevo testamento al casarse con su última mujer, Felisa, dejándole a ésta todos sus bienes y la capacidad de decidir sobre su empresa. Tras este impacto brutal para la familia comienza la guerra para impugnar dicho testamento alegando absolutamente de todo. Desde lafalsificación de la firma de ese último testamento hasta culpar a Felisa de no darle el tratamiento adecuado para su enfermedad, engañándolo así para firmar lo que esta quería.

Con este caso, novelesco PERO real, y posible en cualquier familia, quiero hacer entender que buscar un abogado experto en herencias como los abogados herencias Madrid de nuestro despacho tiene muchas ventajas: siempre valoraremos los intereses de nuestros clientes, resolveremos todas sus dudas en cuanto al testamento y derivados de esto, informaremos de todos los gastos e impuesto que genera el mimo, negociaremos con los demás herederos si los hay, así como con bancos y por último y en tal vez en el peor de los casos iniciaremos los trámites judiciales pertinentes para la resolución del mismo.

Más información

2.- Herencias y Testamentos

Un matrimonio casado en régimen legal de gananciales, formado por D. Rufino M.D. y Dña. María G.C. (con 68 años) residentes en Madrid. Del matrimonio nacieron tres hijos D. Andrés M.G., Dña. Maria M.G., Dña. Petri M.G..

El matrimonio contaba, a la fecha del fallecimiento de D.Rufino M.D. el 21.06.12, con los siguientes bienes:

Relación de bienes ganancialesValoración a afectos del ISD
Piso de constituye la vivienda habitual en Madrid (valor catastral= 71.000,00€)250.000,00€
Casa en la Sierra (valor catastral =60.000,00€)239.800,00€
Fondo de inversión42.670,65€
Cuenta Corriente34,680,00€
Cuenta Corriente7.879,43€
Cuenta Corriente3.421,63€
Acciones de Telefónica12.765,00€

Suma de patrimonio ganancial: 591.216,71€

Como consecuencia del fallecimiento de uno de los cónyuges, es necesario liquidar la sociedad de gananciales, asignando a cada cónyuge bienes por valor del 50 % del patrimonio ganancial. Es decir, los bienes que se le asignaron a la viuda por valor de 295.698,35€ euros constituían, desde entonces, un patrimonio privativo suyo, y los bienes que se le asignaron al causante por valor de su de 50% integraron su caudal hereditario. Esta operación de liquidación de la sociedad de gananciales no supuso más que separar algo que pertenece a dos comuneros al 50% cada uno, y asignarle a cada uno de ellos bienes por el 50%.

En la escritura de liquidación de la sociedad de gananciales se adjudicaron los bienes de la siguiente forma (cualquier reparto sería posible siempre que a cada cónyuge se le asignen bienes por valor de 295.698,35 euros):

Relación de bienes ganancialesValoración a afectos del ISDBienes asignados a la viudaBienes asignados al causante
Piso que constituye la vivienda habitual del matrimonio250.000,00€125.000,00€125.000,00€
Casa en la sierra239.800,00€119.900,00€119.900,00€
Fondo de inversión42.670,65€21.335,32€21.335,32€
Cuenta Corriente34,680,00€17.340,00€17.340,00€
Cuenta Corriente7.879,43€3.939,71€3.939,71€
Cuenta Corriente3.421,63€1.710,81€1.710,81€
Acciones de Telefónica12.765,00€6.382,50€6.382,50€
Suma del patrimonio ganancial591.216,71€295.608,34€295.608,34€

Una vez que supimos qué bienes integraba el caudal hereditario del causante, y qué valores se le asignaban a cada uno de ellos, tuvimos que incluir esos datos en el modelo 660 junto con los datos del causante y los de sus herederos. A este respecto hicimos hincapié en que, en este modelo 660, únicamente se incluían los bienes que constituían el caudal hereditario, y no todos los bienes gananciales. Así, obtuvimos el caudal relictosobre el que calcular el ajuar doméstico.

En cuanto al cálculo del ajuar doméstico, como regla general, se valora en el 3 % sobre el caudal relicto, salvo que estimemos un valor superior para dicho ajuar doméstico. De este valor del ajuar doméstico deduciremos un 3 % sobre el valor catastral de la vivienda habitual, en caso de que el causante estuviese casado y sobreviva el otro cónyuge.

Aplicando lo anterior:

Caudal relicto295.608,34€
Ajuar doméstico8.868,25€
Deducción del ajuar doméstico por cónyuge superviviente2.130,00€
Valor del ajuar doméstico6.738,25€

De esta forma, obtendremos del modelo 660 el caudal hereditario neto a disposición de los herederos, que tendremos que repartir entre ellos; en este caso la viuda y los tres hijos de D. RUFINO M. D. Cada heredero tributará en su modelo 650 según el valor asignado a su proporción en la herencia.

Para ver qué cuota de participación en la herencia le corresponde a cada heredero, supondremos que D. RUFINO M. D. tenía testamento a la fecha del fallecimiento, y dejaba a su viuda el usufructo universal de todo su caudal hereditario y el resto a partes iguales entre sus hijos. Por tanto habrá que distribuir la herencia conforme a esas disposiciones testamentarias, una vez que se ha comprobado que se respetan las legítimas.

En consecuencia, a Dña. M.G.C. le correspondería un 10%, y el 90% restante se repartiría entre los tres hijos a razón de un 30% a cada uno.

Hasta en las herencias más comunes es necesario la participación de un letrado. Recuerden siempre que un abogado es un negociador.

Gracias a mi participación en dicha herencia conseguí que las partes se pusieran de acuerdoen cuanto a los bienes y dinero que les podía corresponder sin suponer una fuente de problemas para hermanos y madre.

Además, mi intervención aceleró el proceso ya que una de las partes necesitaba el dinero con máxima urgencia y se liquidaron los impuestos acorde a ley, hallando una manera de ahorrar dinero para la familia.

Más información

3.- Testamento ológrafo

Una clienta que se llamaba María Fernanda. María Fernanda era una señora extranjera (Ecuatoriana) que llevaba 5 años cuidando de un señor que tenía un nivel adquisitivo bastante alto. Sus hijos no podían hacerse responsables  (o no querían) de los cuidados que en cierta medida su padre pudiera necesitar, es decir, el señor Eugenio B.O. se encontraba bastante desamparado familiarmente hablando.

Esta señora era la que se ocupaba de todo, de darle sus medicinas, de limpiarlo, bañarlo,…. Era una persona con una minusvalía grave, y mi clienta María Fernanda se ocupaba desde las 7 de la mañana hasta las 12 de la noche de estar a su lado.

Era un trabajo prácticamente de 24 horas, era una persona que representaba para el difunto el apoyo y el respeto que éste necesitaba, por lo que en agradecimiento a lo que él creyó que era más que su trabajo como empleada, quiso agradecérselo después de morir con una cantidad de dinero importante.

Esto supuso que los hijos inmediatamente al ver que su padre había hecho un testamento ológrafo posterior a uno notarial que ya había hecho, creyeron que lo había hecho bajo la presión de mi clienta y decidieron interponer así una demanda judicial. Mi clienta en primeras nupcias no quería enfrentarse a los hijos de la persona a la que había cuidado porque en primer lugar al ser extranjera tenía bastantes dudas en cuanto al sistema judicial español, miedo a lo que los hijos de D. Eugenio B.O. podrían hacerle, miedo al esfuerzo económico….

Nuestros contrarios eran gente de un nivel adquisitivo alto y ella era una empleada con un sueldo menor de 1.000 € y claro, también le daba miedo acudir a un abogado y gastarse todo lo que cobraba en un mes.

Cuando llegó a mi despacho, María Fernanda tenía aún ciertas dudas, pero mi compromiso con ella la convenció de luchar por lo que era suyo. No sabía si era merecedora de esta cantidad de dinero y cuando me explicó la historia poco más que le dije que era un regalo a lo bien que se había portado con el difunto y que no tuviera miedo a nivel económico ni a cualquier nivel.

A nivel económico podría pagarme en varias veces y a nivel judicial pues mucho menos.Teníamos la ley de nuestro lado y por mucho que esta familia intentara luchar en contra de ella, lo conseguiríamos. Cuando nos interpusieron la demanda judicial, esta señora hizo unos primeros movimientos por su cuenta antes de acudir a un abogado. Se presentó en el juzgado creyendo que esto no tenía la menor importancia.

Esta familia que tenía como he dicho ya en varias ocasiones, un alto nivel adquisitivo,contrató un experto calígrafo para que estudiara el testamento ológrafo.Ese experto calígrafo determinó que la firma y la letra no eran la del difunto porque claramente se veían signos de un pulso inferior, de que la letra era diferente y la firma también.

Cuando María Fernanda llegó a mi despacho ya con ese estudio del testamento ológrafo en la que poco menos venía a decir que ella había falsificado ese testamento nos pusimos manos a la obra. Yo en primer lugar, y por supuesto el bufete que me avala,estudiamos al experto calígrafo que había realizado el estudio.

Junto con otros compañeros determinamos que la persona que lo había hecho, no era una persona exactamente experta en este tipo de testamentos y enseguida acudimos al juez para insistir en que debía hacerlo otro experto calígrafo que determinara el propio juzgado y que fuera ecuánime, que ninguna de las partes pudiera forzarlo a determinar lo que quería.

Cuando al fin apareció un experto calígrafo o un pericial grafo técnico exigente, especialmente exigente, pues afrontó este tipo de prueba debidamente, formando un grupo de estudio. Y se dedicó a cotejar toda la escritura del testamento hasta dar pie a un examen real en el que determinó que la persona fallecida sí había escrito ese testamento, que lo habría escrito con su propia voluntad y formalmente, pero que obviamente era una persona de 82 años con una enfermedad y que esa enfermedad había derivado en una escritura diferente, obviamente, a la que tenía cuando era joven.

Por lo que finalmente, y gracias a la intervención de este profesional, conseguimos que María Fernanda cobrara los 80.000€ heredado de D. Eugenio B. O.

Más información

4.- Testamento abierto

Nuestros clientes acudieron al despacho contándonos una historia que aunque sorprendente no dejaba de ser una pesadilla muy real. El padre de mis representados, el señor Camilo. B.G., debido a la gravedad de su enfermedad tenía que ser tratado por un enfermero las 24 horas del día. Este enfermero aprovechándose del estado de salud de su paciente, no dudó para hacerse con un dinero que no le pertenecía por derecho.

Cabe señalar que el señor Camilo, poseía una buena fortuna en bienes muebles y en efectivo en diferentes cuentas bancarias. Como decía anteriormente, este empleado se aprovecho de su posición para inducir a una persona de avanzada a edad, para que testara a su favor y quedarse así con una cantidad importante de dinero. Todo esto se pudo llevar a cabo, gracias a la figura cómplice de un notario que no realizaba su trabajo correctamente y otras personas más, que simularon ser testigos del acto.

 

Piense, no le interesa dejar cabos sueltos

D. Camilo B.G., solo había tenido dos hijos y ambos vivían fuera de España, por razones personales y laborales. No seré yo quien diga que eran malos hijos, pero si poco comprometidos con su progenitor, puesto que sabiendo que su padre se encontraba en los últimos días de su vida y no estando en pleno uso de sus facultades, tal vez facilitaron la intromisión de este sujeto en sus vidas.

Todos sabemos que el dinero provoca buenos y muy malos pensamientos y Luís (enfermero) no fue la excepción, ya que cuando supo de la fortuna de su empleador sintió que le tocaba la lotería. Aprovecho la lejanía de mis clientes para abordar a D. Camilo B.G. e insistir en la idea de que sus hijos le habían abandonado a su suerte y que no eran merecedores de su patrimonio.

Así, el difunto elaboro un testamento a última hora nombrando como heredero universal en Madrid a su cuidador. De cualquier modo, y a pesar de los esfuerzos que empleó el enfermero parra tramar esta historia, no salió bien parado. Mis clientes acudieron al despacho adecuado, donde trabajamos duro para conseguir lo que legítimamente y según el Código Civil Español les correspondía por derecho.

Mäs información

5.- Renunciar a una herencia

En el caso de Alicia, una cliente habitual de nuestro despacho, las cosas eran como parecían. Ella solicitó nuestra ayuda una semana después de la muerte de su padre Juan, con la intención de que la ayudemos a tramitar la aceptación de la herencia: un pequeño piso del que esperaba obtener algún beneficio al alquilarlo. Alicia es hija única, y acababa de morir su único progenitor. Aunque Juan no había dejado testamento, y eso siempre requiere más trámites, en principio no parecía un gran problema.

Alicia estuvo a punto de poner el piso en alquiler antes de llamarnos, lo cual, en términos legales, hubiera significado la aceptación tácita de la herencia. Una vez aceptada la herencia, no habría vuelta atrás. Pero mi olfato y experiencia me alertaron. Le aconsejé que previamente realizáramos una investigación rigurosa de lo que heredaba. Así comenzamos a indagar en las cuentas de su padre, que nunca había sido muy organizado ni prudente. La sorpresa fue mayúscula cuando descubrimos que, la aceptación de la herencia, podía meterla en una trampa.

Después de una minuciosa investigación en las administraciones públicas y registro de morosos, descubrimos que Juan sumaba varias deudas, entre las que se encontraban las contraídas con la Seguridad Social, la Agencia Tributaria y entidades financieras. Además de las deudas contraídas por no pagar los impuestos municipales devenidos de la propiedad de un pequeño piso en el centro de Madrid. El total de las deudas superaban al valor de la propiedad, que también estaba devaluado por su antigüedad y mal estado.

Juan había cometido varios errores que le acarrarían muchos problemas a Alicia: no había hecho testamento en vida, no había cumplido sus obligaciones con los acreedores, ni había hablado con su hija de su situación financiera.

Ante la sorpresa, la primera reacción de Alicia fue solicitarme que iniciara los trámites para renunciar a la herencia de su padre. El problema era que, según las normas de sucesión intestada, al renunciar su hija a la herencia, ésta saltaría al siguiente heredero: los hijos de Alicia. Nos encontraríamos con el mismo problema.

La solución que le propuse a Alicia fue realizar una aceptación a beneficio de inventario. Esto requirió de la solicitud de un inventario judicial del caudal hereditario a fin de clasificar los bienes y las deudas que incluían la herencia. Además, este recurso legal garantiza que los bienes del heredero nunca se utilicen para cubrir las deudas del patrimonio heredado. Alicia pudo cerrar la página de la herencia de su padre, sin problemas para ella y ni para su familia.

 

Más información

6.- Heredero Universal

Hace unos años me encontré con una clienta que se llamaba Claudia que me decía que ella era hija única, esta chica era adulta y me contaba que sus padres eran propietarios al 50% de un piso familiar en el centro de Madrid, donde solo vivía su madre.

En ese piso solo vivía su madre porque sus padres estaban separados aunque no de forma legal. Ella desde que tenía uso de razón recordaba esto de esta manera: Me comentaba Claudia que su padre nunca le había pagado ningún gasto de comunidad ni de otro tipo de gasto de la vivienda, es decir, ni contribuciones ni luz, ni alcantarillado, ni nada.

No se había interesado en absoluto por nada y por ningún gasto que conllevara la casa en la que vivía su madre. A pesar de que legítimamente o legalmente seguían casados. Esta chica, esta clienta Claudia, se queda huérfana de padre, su padre muere y recibe una noticia de unos primos de su padre que habían preguntado si todavía vivían en el piso del centro de Madrid y a nombre de quién estaba este piso.

Mi cliente tenía una gran incertidumbre de saber si la familia del padre, a los que ni siquiera conocía, le podía quitar la mitad de la que siempre había sido su casa. Y si su padre tenía tantos derechos sobre la casa como su madre a pesar de haberla tenido desatendida económicamente respecto a los gastos que esta generaba.

Pues bueno, realmente la consulta realmente fue fácil a pesar de que no existía un testamento escrito donde se indicara cuál tenía que ser la última voluntad de su padre.

La cosa terminó bastante bien. Claudia era hija legítima del difunto por lo que a pesar de no existir un heredero universal, ella tenía por ley el derecho sobre esa vivienda, sobre el 50% de su padre.

Su madre seguiría disfrutando del usufructo de esa vivienda, y una vez fallecida su madre podría definitivamente quedarse con ella y ponerla a su nombre.

Claudia aprovechó para plantearme otras dudas respecto a este tema. Ella me indicaba que bajo el miedo que tenía por si le podían quitar a su madre la parte de esa casa, que si presentaban una demanda reclamando al padre que nunca había pasado mantención durante todos los años de su vida, no podrían meter mano a los derechos sobre la vivienda.

Yo le comente a mi clienta que como sus padres nunca se había separado legalmente, él no podía reclamar algo, que no existía ninguna mantención. Pero que aún así, que estuviera tranquila, que la familia no tenía ningún derecho sobre el tercio de la vivienda.

Más información

7.- Testamento Vital

Hace seis meses, Lidia G.U. llegó a mi despacho, aquí en Madrid. Me contó que sufría cáncer de colon en estadio avanzado, que estaba recibiendo tratamiento, y que las probabilidades de recuperación no eran altas. Lidia, de 64 años, llegó con la intención de redactar un testamento vital en el que expresar y dejar constancia por escrito los cuidados que quería recibir, en el caso de llegar a una fase terminal, y el destino de su cuerpo.

Ella también nos comentó que no sabía dónde pasaría sus últimos momentos de vida, en el caso de que su enfermedad llegase a la fase terminal, ya que tenía una hija viviendo en la ciudad de Barcelona y otra en Valencia, y posiblemente tuviera que trasladarse con ellas. Por lo que necesitaba que su voluntad fuera accesible a cualquier profesional sanitario del estado español.

Yo le recomendé que lo mejor era registrar un testamento vital Madrid, de esta forma se aseguraría que fuese accesible en cualquier centro sanitario de España. Le presentamos el modelo de Instrucciones Previas de la Comunidad de Madrid y, tras reflexionar y debatirlo con su familia y médicos, eligió optar por los siguientes requerimientos:

En su testamento vital, Lidia manifestó que:

  • En circunstancias de perder su capacidad de relacionarse y comunicarse con otras personas, se tuviera en cuenta su deseo de no padecer dolor físico, psíquico o angustia intensa.
  • Que su última voluntad se tomase en cuenta en el caso de que su enfermedad llegase a una fase terminal irreversible y de pérdida de autonomía y consciencia.
  • Que deseaba terminar su vida sin aplicación de técnicas de soporte vital, como respiración asistida o cualquier otra medida desproporcionada, que sólo esté dirigida a prolongar su supervivencia artificialmente.
  • Donar sus órganos para que sean trasplantados a otra persona que lo necesite, y donar el resto de su cuerpo a la enseñanza universitaria.

Mi cliente Lidia, todavía está luchando contra su enfermedad, y nuestro deseo es que gane esa batalla. Pero en el caso de que no lo consiga, esperamos que su derecho a decidir sobre su muerte sea respetado, para ello pusimos a su servicio todas las garantías legales, como el documento de Instrucciones Previas.

Más información

8.-  Declaración de herederos sin testamento

Recientemente doña Pilar del Carmen E. me visitó, en mi calidad de abogado de herencias, pues necesitaba saber si tenía derecho a recibir una herencia de parte de su tío, Marcial G., fallecido en Madrid de muerte natural. Además, de conocer sus opciones quería que le explicara el procedimiento a seguir en estos casos para hacer la Declaración de Herederos sin Testamento en Madrid.

Aunque es la más básica de las preguntas en el tema de Sucesiones que trata el Código Civil, no por ella es conocida la respuesta y puede dar lugar a confusiones y falsas expectativas. Hacer la declaratoria de herederos abintestato (sin testamento) en Madrid implica un conocimiento previo

En primer lugar, se debe saber si el supuesto heredero tiene derecho a la herencia. Ello conduce a la noción de Parentesco que trata la Ley Civil. Resulta que doña Pilar del Carmen es sobrina del difunto. Para efecto de herencias el parentesco se debe calcular exactamente. La mayoría de personas manejan perfectamente este conocimiento técnico, así: dicen que entre padre e hija hay un parentesco del primer grado; entre Padre y nieta, el parentesco es del segundo grado; entre primos, del cuarto grado; y, entre tío y sobrina, el parentesco es del tercer grado.

En la Ley se establece que para una declaratoria de herencia sin testamento en la Comunidad de Madrid, los primeros que heredan son los descendientes en el primer grado de parentesco. Esto corresponde a los hijos del difunto. De los hijos que estuvieran vivos a la muerte del causante, si alguno, en el “interim”, falleciere, pues serán sus hijos los que por representación tendrán derecho a la herencia.

Esto se refiere a que primero hay una herencia por cabezas y, en segundo lugar, una herencia por estirpe. Para el caso de doña Pilar del Carmen, vemos que su tío, Marcial falleció sin dejar hijos y sin que tuviese cónyuge, pues fue soltero toda su vida. Tampoco dejo ascendientes con vida pues su padre y madre ya habían fallecido con anterioridad. Es por ello que, a falta de los herederos que son llamados a la sucesión, se busca entre los familiares con el siguiente grado de parentesco, para el caso los hermanos y sobrinos.

En la declaratoria de herederos lo que se busca es determinar si se es heredero o no

El Código Civil establece que una parte de la herencia va dirigida a ciertos herederos y, que en primer lugar los que tienen derecho a esa herencia son los descendientes en el primer grado de parentesco. En la realidad, algunos juristas opinan que ésta no es una verdadera herencia pues es la Ley la que dispone de ella. Es sobre la otra parte de la herencia la que la Ley la estipula como de libre disposición. De esa parte, el que hereda puede hacer dos cosas: la primera hacer testamento; y, la segunda, no hacer nada. Si no hace nada se cae en el caso de la declaratoria de herederos sin testamento.

Cuando ya se tienen definidas las situaciones anteriores es que se va a comenzar el procedimiento para determinar verdaderamente el derecho hereditario. Para el caso de la declaratoria de herederos en la Comunidad de Madrid, el presunto heredero lo que tiene que hacer es ir al Registro General de Actos de última Voluntad (RGAUV). Allí se va a averiguar si el difunto dejó testamento o no. A continuación, debe ir a la notaría más cercana al domicilio del causante de la herencia. Lo que se busca aquí es conocer si hay parientes con mejor derecho al que tiene interés en la herencia.

Definidas estas cuestiones, se pasará a la etapa de hacer la propia declaratoria de herederos. Si el heredero fuera un hijo o un nieto, se buscará obtener, en la notaría, un acta en la que se establezca el derecho hereditario que corresponda. En el caso de doña Pilar del Carmen, sólo puede hacer esa acción por vía judicial, ya que el parentesco que tiene para con su tío Marcial es del tercer grado y lo que la Ley conoce como parientes colaterales. Por ello, lo que le corresponde hacer es hacer su propia declaración de herederos sin testamento en Madrid pero por la vía judicial.

Los herederos no deben olvidar que toda herencia genera un pago de impuestos sucesorales

Aunque el tema que nos habíamos propuesto desarrollar es sobre la declaratoria de herederos sin testamento en Madrid, es importante tocar colateralmente, aunque no a profundidad, otro tema que para todos los herederos es importante y que se refiere a laobligación tributaria del pago de impuestos por herencia.

La herencia que el tío Marcial dejo a Pilar del Carmen constaba de dos bienes inmueble y de dinero en efectivo (125.000€). Pilar del Carmen, para saber cuánto debe pagar de impuesto sucesoral, debe valorar todo ese patrimonio, por medio de las Escrituras Públicas que prueban el derecho de propiedad sobre los mismos de su tío Marcial y además deberá presentar las constancias de los depósitos de dinero en efectivo.

Además de lo anterior, se deben tomar en cuenta otras variables como la edad del heredero, pues de acuerdo a la edad se paga una cantidad diferente de impuesto, la fecha del fallecimiento, pues luego de vencido el plazo estipulado para el pago de impuestos se pagan cargas o multas. Por último, también, se permite descontar del monto imponible, las cargas y deducciones.

En conclusión, lo que se busca determinar por medio de la declaración de herederos es el derecho que se tiene a la herencia y, ya con el derecho bien definido, se buscaría establecer el monto de impuesto a pagar.

Más información

Casos que no recibieron asesoramiento especializado y se cerraron mal

1.- Aceptación de herencia

Una de estas personas se llama Pepe M.G., que, junto a su hermana, de un día para otro, se han visto envueltos en una situación que podríamos considerar de dramática. No llegó un abogado con chaqueta y corbata a comunicarles que disponían de una fortuna que desconocían. En su lugar, llegó un cartero a comunicarles que tenían una deuda desorbitada con la Administración Tributaria de la Comunidad Autónoma de Madrid en concepto de Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Tras investigar la procedencia de esta herencia e identificar a la persona de la que procede, descubren que ésta contrajo una relación laboral con el abuelo de Pepe, fallecido hace más de 35 años y que la cuantía de esta herencia supera el millón de euros.

¿Cuál creen que fue la reacción de Pepe ante esta noticia? En primer lugar sintió miedo al ver la carta de la Administración con la enorme deuda. A continuación, su estado de ánimo pasó por la alegría al creerse millonario, pero con el paso del tiempo y de los acontecimientos, esta alegría se convirtió en una de las mayores pesadillas que Pepe siquiera alcanzara a imaginar.

Esta herencia de un millón de euros se desgrana en dos viviendas y en 300.000 euros a repartir entre los dos hermanos. La vivienda correspondiente a Pepe, valorada a inicios del proceso de inflación de precios de la vivienda en lo conocido como “burbuja inmobiliaria”, asciende a 380.000 euros, pero no obstante, el precio de mercado no supera los 180.000 euros. Además, la herencia lleva aparejada una deuda de 350.000 euros que acepta en el momento que aceptó la herencia. ¿Ya comienzan a ver el principio del desastre? Pues aún hay más, esta deuda no la conoce Pepe hasta muchos años después por lo que a esta deuda hay que sumarle unos intereses de demora altísimos (5% anual)

No obstante usted  pueden pensar, si han recibido unos activos líquidos (efectivo) por valor de 300.000 euros, y la deuda contraída con la administración es de cuantía similar,¿por qué no cerrar esa deuda y aceptar simplemente la vivienda? Pues bien, según la Ley de Sucesiones y Donaciones de la Comunidad Autónoma de Madrid, hasta que no se liquide la totalidad de la deuda, no se puede recibir ni un solo euro del efectivo heredado.

Pero… ¿no han dicho en los medios de comunicación cientos de veces que la Comunidad de Madrid suprimió el Impuesto de Sucesiones y Donaciones? Pues, al parecer, no. Sólo quedó suprimido el Impuesto de Sucesiones y Donaciones entre padres e hijos, es decir, entre descendientes directos.

Pepe también puede pensar que lo mejor que puede hacer es vender el local, aunque sea a un precio por debajo del precio de mercado, y así liquidar la deuda y poder cobrar el efectivo heredado. No obstante, aquí también se plantean ciertas complicaciones ya que para poder vender el local en un periodo inferior a dos años, hay que cumplir con una serie de condiciones tales como ser descendiente directo, por lo tanto, Pepe tampoco podría vender el local hasta superar los dos años. Sí se podría realizar una venta “aplazada” es decir, cerrar todo el contrato y todas las condiciones y que se haga efectivo una vez transcurrido el límite temporal.

El caso de Pepe es uno de los casos extremos en los que nos podemos encontrar por aceptar una herencia que en principio se antoja como caída del cielo, como un milagro o como a quien le toca la lotería. No todas las herencias recibidas son buenas, de hecho, muchas herencias constituyen un problema serio para la economía de muchas familias.

Para evitar esto, debemos asesorarnos e informarnos sobre cada consecuencia que puede tener aceptar una herencia, y NO ACEPTAR, en ningún caso, una herencia que pueda hacer peligrar nuestra salud, tanto física como financiera.

Más información

2.-  Donaciones

Mi padre, vive desde hace mas de 15 años en la comunidad de Madrid, al igual que nosotros, nos ha donado en vida una hermosa propiedad con valor de 480.000€ en la ciudad de Zaragoza. El abogado que aceptó llevar nuestro asunto, nos comentó muy claramente que los impuestos por concepto de aceptar dicha donación debíamos pagarlos en la ciudad de Madrid. Nosotros simplemente decidimos acatar la instrucción de nuestro abogado y efectuamos el pago en el lugar antes señalado.

Hace unos días recibimos un requerimiento de pago del ayuntamiento de Zaragoza, donde nos solicita una cantidad mucho mayor que el  importe que pagamos en Madrid. Por supuesto que entre mis hermanos y yo reina la confusión ya que según nosotros la ley dicta que cuando se refiere a bienes inmuebles los impuestos deben pagarse donde se encuentran los mismos. Creemos por lo tanto que hay una injusticia por parte de la administración Zaragoza, al solicitarnos dicho pago.

Ante esta situación no sabemos si nuestro abogado incurrió en un error en el proceso o hay un error de parte de quienes nos están solicitando pagar los impuestos correspondientes. Queremos pensar que hay un desconocimiento por parte de la administración de Zaragoza, pero ya no queremos correr riesgo y por eso acudimos a ustedes.

Más información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *