Importante: documentos para hacer testamento en Madrid

Documentos para hacer testamento en Madrid: todo lo que necesita saber

Una de las cuestiones que mis clientes me preguntan más asiduamente en mi día a día como abogado es la relativa a todo lo que se necesita para hacer testamento de forma correcta y sin ningún tipo de problemas legales o sorpresas posteriores. En este artículo les voy a explicar cómo obtener los documentos para hacer testamento en Madrid, y cuáles de ellos os van a ser necesarios o no. Tras ello, les contaré a modo de ejemplo un caso personal acontecido hace años en mi despacho.

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de realizar un buen testamento es la necesidad de adquirir los servicios de cualquiera de los múltiples abogados de herencias de su provincia. Esto es, abogados especializados en materias de herencias que hayan trabajado en multitud de ocasiones con casos semejantes al suyo. En caso contrario, tendrá las molestias derivadas de un servicio defectuoso o al menos no de la calidad necesaria por parte de su abogado.

Un abogado especializado en todas las materias cercanas a las herencias podrá no sólo desarrollar el trabajo que usted le pida con total diligencia, sino que además tendrá la posibilidad de asesorarle correctamente acerca de cualquier otro tipo de gestión o circunstancia relacionada con su caso. De esta forma obtendrá una tranquilidad, confianza y despreocupación de problemas que estoy seguro de que le merecerán la pena.

Documentos para hacer testamento Madrid

Clases de testamentos y sus documentos

Entrando ya en la materia relativa a los documentos para hacer testamento en Madrid, encontramos que estos variarán en función del tipo de testamento que se trate, que podrá tener tres formas diferentes. Cada caso es concreto y solo un abogado especialista en herencias podrá asesorarle correctamente sobre el testamento más apropiado para usted, pero detallaré a continuación una pequeña definición de cada uno de ellos con la idea de que pueda informarse aún a título de general de los mismos.

En primer lugar encontramos el testamento abierto, que se destaca por realizarse de forma pública. El testador deberá de acudir a la Notaría de su confianza con su Documento Nacional de Identidad y expresar allí de forma verbal cómo quiere repartir los bienes que formarán parte de su herencia. Con los datos que el testador aporte de modo informal al Notario, éste redactará el documento público pertinente y lo custodiará hasta el fallecimiento.

Documentos para hacer testamento en Madrid

En segundo lugar encontramos el testamento cerrado, mucho más privado que el anterior. El testador deberá de ir a la Notaría acompañado de su Documento Nacional de Identidad y, tras identificarse, entregar un sobre cerrado en el que se contenga el testamento anteriormente preparado. El notario no podrá abrir dicho sobre hasta que se produzca el fallecimiento del testador o hasta que este revoque el testamento, por lo que se recomienda contar con un abogado especialista en herencias que redacte el testamento en compañía con el interesado.

Por último, nos quedaría el testamento ológrafo, que se conforma como uno aún más privado que el cerrado. En esta modalidad de realizar testamento el testador no debe desplazarse a la Notaría, de modo que no es necesario entregar ningún tipo de documento. Sí será necesario que el testador escriba y firma a mano y con bolígrafo o tinta el testamento (no se permiten testamentos ológrafos escritos a máquina o por ordenador), con la letra y firma que el testador utilice de forma habitual, y evitando cualquier tipo de tachones o ambigüedades.  Si se realiza todo correctamente, el juez podrá comprobar fácilmente que el testamento era realmente propiedad del testador y que consigna por tanto sus últimas voluntades.

El caso de la pluralidad de testamentos

Un caso que reúne dos de los dos tipos de testamentos que acabo de comentar es el relativo a Pedro P. H., fallecido hace ocho años y marido de una cliente muy de confianza de mi despacho, llamada Susana D. G. Se trataba de un caso muy diferente a los demás ya desde el principio, ya que Pedro P. H. había sido un hombre con múltiples matrimonios e hijos a lo largo de su vida, y buena parte de ellos querían formar parte de su testamento. En dicho documento, que había realizado de forma abierta ante un notario de Majadahonda en el año 1978, había legado a su mujer de aquel año (con la que ya no tenía ningún tipo de relación) la totalidad de una casa de campo valorada en 252.000€.

Documentos para hacer testamento en Madrid. Lo que necesita saber

Susana D. G., como actual mujer de dicho señor y como persona con la que había pasado los últimos momentos de su vida y había tenido sus últimos hijos, no podía entender cómo un testamento de más de veinte años podía seguir vigente. No podía entender tampoco cómo Pedro P. H. querría darle un bien tan importante como la casa de campo de la familia a una mujer que desapareció de su vida hace tantísimo tiempo.

Cuando mi cliente vino al despacho destrozada por la muerte de su marido su primera intención era impugnar el testamento que le acababa de ser revelado, pero yo sabía que el documento era totalmente legal y no se podía hacer nada en su contra. De este modo, le comenté que lo único que se podía hacer era esperar que el fallecido hubiese realizado otro escrito antes de su muerte en el que estableciese una voluntad diferente.

Tras contarle ello a Susana D. G., dedicó una semana entera a buscar todos los escritos posibles entre las pertenencias personales de las tres viviendas propiedad del fallecido, de forma que encontró finalmente (y para darle mayor encanto a lo ocurrido, en la propia casa de campo valorada en 252.000€) un testamento ológrafo escrito de la propia mano de Pedro P. H. en el que, como era de esperar, modificaba el legado de la casa a favor de su actual mujer. Una vez presentado dicho testamento ante el juez correspondiente, probada la verdadera voluntad del fallecido y producida la aceptación de la herencia, todo transcurrió perfectamente tal y como debió haber sido desde el primer momento.

En este caso hubo suerte de que Pedro P. H. era un hombre de mundo, estaba bien asesorado y sabía cómo realizar correctamente un testamento ológrafo, pero en la mayoría de casos no sucede así desafortunadamente. De ahí la importancia de, como decía antes, contar con un asesoramiento jurídico claro y de calidad, que evite problemas y sorpresas posteriores en una materia tan complicada y a la vez importante como el derecho de herencias.

Manuel Díaz Cabrera

Manuel Díaz Cabrera

Manuel Díaz Cabrera se licenció en derecho. Se especializa en herencia y sucesiones, su amplia experienciale convierte en una de las principales referencias del sector.

La profesionalidad que tiñe sus casos le permite resolver de manera eficaz las dudas que le surgen a aquellas personas que han sido elegidas como herederos de una herencia, así como conseguir los mejores resultados para sus clientes.
Manuel Díaz Cabrera

(Admitimos clientes de toda la provincia. Somos abogados en Móstoles y  abogados en Fuenlabrada.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *