Donaciones en Vida en la Comunidad de Madrid

Una de las fijaciones que tiene una familia más o menos normal, es decir, bien avenida y desea hacer disposiciones de última voluntad, es que la sucesión mortis causa se abra tras su fallecimiento sin provocar ningún enfrentamiento entre los miembros de su familia. Y es que hay un hecho muy cierto, es que normalmente detrás de una familia que no se reúne a cenar, está una herencia que viene provocando desde hace mucho un problema que se generará en el futuro.

Nuestros derechos de sucesiones no ayuda nada a evitar ese lamentable resultado de una familia destruida, de hecho incluso facilita que se genere ese problema.

La donación a los hijos realizada por el testador en vida puede resultar un acto aparentemente inocuo pero que puede tener unas consecuencias muy amargas. Toda donación tiene impacto en el derecho de sucesiones pues de hecho nadie puede dar por donación más de lo que puede dar por testamento.

Donaciones colacionables Comunidad de Madrid

De hecho toda donación a un hijo legítimo no es más que adelantar lo que le corresponderá recibir en caso del fallecimiento del donante, si ocurre con otros hijos legítimos. Salvo que el donante testador disponga lo contrario. Las donaciones son colacionables, es decir, lo que el donante legitimario ha recibido en vida del testador, se le restará de lo que le corresponda en la herencia del donante tras su fallecimiento.

Dar, recibir, reprochar, discutir

Sin ir más lejos, hace poco aparecieron 2 hermanos en mi despacho. Realmente mi cliente era Enrique H.C. que venía a indicarme que los últimos años de vida de su padre, éste había hecho entrega a su otro hermano, Eusebio, por un valor de 200.000 euros.

Enrique entendía que su hermano estaba viviendo con su padre hasta el fin de sus días pero él no lo hacía no porque tuviera más ganas o menos ganas sino que por razones de trabajo había tenido que irse fuera de la comunidad de Madrid e irse a la comunidad Valenciana a trabajar.

¿Eso le hacía peor hijo? ¿Eso representaba que su padre tuviera que donar a su hermano en vida una cantidad que él no debía recibir? Pues no, legalmente la respuesta es no. Los dos hijos tienen absolutamente el mismo derecho, es decir, si el padre fallecido donó a su hijo Eusebio 200.000 euros y si dejó en bienes 1 millón de euros, su caudal sería de 1.200.000 euros y sobre el mismo se calcularían las legítimas, de manera que hacer las donaciones colacionables, el legítimo que recibió 200.000 euros ahora los cobrará de menos.

Se parte de la base de que el testador no quiso desigualar a sus hijos y por lo tanto el que recibió la donación tiene que ser menos beneficiado ya que recibió una parte en vida.

Al margen de lo justo o injusto que le pudiese parecer este resultado tanto a Enrique como a Eusebio, lo cierto es que las donacines colacionables son fuentes de muchos litigios en materia sucesoria y ello principalmente por el problema que plantea esta valoración.

A la vuelta de los años, la vuelta de las disputas.

Donando por ejemplo, otro caso, también aquí en la comunidad de Madrid en la que un hijo recibe en vida de su padre hace 10 años un piso en el centro de Madrid. A la muerte del padre, los hermanos le indican: “vale, ese piso que te donó papá en el centro de Madrid ahora vale 2 veces más, por lo tanto, habrá que hacer una tasación de esa vivienda para descontarte de la parte de la herencia el valor no solo que adquiriste sino que ha adquirido ese bien a lo largo de los años”.

Manejar las Donaciones en vida en la comunidad de Madrid

Siempre gana la Banca

La donación es un regalo, la cesión de una parte a otra o la disposición gratuita de una persona a otra de bienes inmobiliarios, acciones… los destinatarios no tienen que ser siempre familiares y es absolutamente necesario que dicha donación se haga por escrito y se trata de un inmueble es necesario es preciso hacerlo en escritura bajo notario.

La donación realizada a favor de varios hijos conjuntamente se entiende a partes iguales. Tenemos que recordar que las donaciones en vida en la comunidad de Madrid tienen unas consecuencias fiscales.

Para el donante o quien hace la donación le supondría tener que pagar el IRPF correspondiente por la donación. Para los donatarios o quienes reciben la donación deberían pagar el impuesto por donaciones más caro que el de sucesiones, pero con la ventaja de poder fraccionar la donación de dinero por ejemplo y romper la progresividad del impuesto.

Yo personalmente no creo que donar sea una acción actualmente interesante desde el punto de vista fiscal ya que una de las comunidades donde ha incrementado un 99% la bonificación en la cuota que alcanzarán las donaciones es precisamente la comunidad de Madrid. Por esta razón es mucho más caro la donación que la sucesión por lo que no sé hasta qué punto si quieres ayudar o beneficiar económicamente a un hijo o a un familiar pagando esa cantidad, le ayudamos, ya que tendrá que perder “cierta parte de valor” entre comillas, de aquello que se le ha dado o de aquello que se le ha regalado.

La donación se puede realizar ínter vivo cuando produce efectos en vida del donante o mortis causa, si los efectos se dan una vez que este ha fallecido.

Las donaciones puras son aquellas en las que el donante puede ser parte del patrimonio sin motivo expreso simplemente por el deseo de beneficiar a un tercero.

Las donaciones remuneratorias se dan cuando se busca beneficiar a una persona por los servicios prestados al donante, sin que se trate por ejemplo de un familiar.

Las donaciones condicionales son aquellas en las que el donante introduce ciertos requisitos que debe cumplir el receptor para que la donación tenga el efecto que se desea.

Y las donaciones de tipo oneroso impondrían al receptor un pago inferior de lo donado, es decir, el donante le cede un coche a una persona que cuesta 20.000 euros y el donatario paga por el solo 5.000 euros. Sería una venta por debajo de su valor y se consideraría una donación en cuenta a la diferencia: 15.000 euros.

En cuanto a la revocación de la donación en principio la donación al igual que sucede con el resto de los contratos es irrevocable. No obstante, existen algunas excepciones que cualquier persona que quiera donar en vida debe tener en cuenta: la superveniencia de los hijos. Toda donación de una persona que no tenga hijos será revocable si ocurre alguna de las siguientes circunstancias:

Después de la donación el donante tiene un hijo aunque sea póstumo. El hijo que el donante creía fallecido cuando hizo la entrega del está vivo.

La ingratitud del donatario puede provocar:

  • Si el receptor de la donación comete algún delito contra la persona, la honra o los bienes del donante y si se niega al donante indebidamente alimentos.
  • También existe el incumplimiento de cargas. Si el donante ha dejado de cumplir al donante alguno de las condiciones que el donante le impuso, este podrá pedir la revocación.

Igual que el cristiano al cura, el responsable buscara a un profesional

Sirva este artículo para poner de manifiesto los problemas que pueden plantear las donaciones hechas a legitimarios, cuando hay varios en la comunidad de Madrid, pues la valoración de las mismas a efectos de colocación es problemática.

Si el testador no quiere que haya problemas con su herencia, lo mejor es no donar en vida o hacerlo a todos los legitimarios en el mismo momento o por igual o de lo contrario el conflicto siempre estará servido en la mesa de mi despacho.

(Dando servicio a municipios de Madrid como: Las Rozas,  Torrejón de Ardoz,  San Sebastián de los Reyes, etc…)

Manuel Castaño

Manuel Castaño

Manuel Castaño Grande es licenciado en Derecho y especialista en Derecho Civil y Derecho Sucesorio. Abogado en ejercicio desde hace más de 10 años, aúna su alta formación con un historial de experiencia procesal impecable plagada de prestigio.Sus áreas de especialización son: división judicial de herencias, expedientes de herederos, declaraciones testamentarias, planificación patrimonial y sucesoria, etc.
Manuel Castaño

1 comentario

  1. Enrique Mora Cañadilla

    Pienso dejar donados un piso a dos de mis tres hijos, de diferente precio en Madrid.Las razones se deben que los precios de compra fueron superiores a los actuales y en en Madrid actualmente existe un reducido impuesto-1 por ciento. Mi duda es que cuando se produzca el falleciendo de los padres deseo se tenga en cuanta de que los pisos donados sean considerados incluidos en la herencia cuando fallezcan los padres y así poder un reparto igual entre los tres hijos.¿Es correcto este planteamiento? Entiendo que los pisos donados se deberán actualizar en reparto a los tres hijos.¿Como debo dejar constancia de esta sucesión, en la escritura de la donación, o en la del testamento por defunción de los padres? Esta información deseo que sea gratuita para mi, en caso contrario no me conteste a mi solicitud.
    Saludos

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.